Primeros Auxilios Psicológicos

Intervención en crisis. Prevención del suicidio y de las autolesiones.

 Los Primeros Auxilios Psicológicos o PAP se definen como una herramienta de apoyo pensada en acompañar a aquellas personas que se encuentran en escenarios de crisis y que tienen como objetivo el recuperar el equilibrio emocional, junto con prevenir la aparición de secuelas psicológicas

 

Si estas Pasando por una situación de crisis intensa y no puedes controlar tus pensamientos e impulsos; o conoces a una persona que se encuentra en ésta situacíon busca ayuda de inmediato.

PUEDES CONTACTARME Y TE RESPONDERÉ A LA BREVEDAD , HAY SALIDA PARA LO QUE TE OCURRE.

 

Información protección de datos Tu nombre y apellidos.

  • Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No están previstas cesiones de datos.
  • Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en tudirecciondecorreo.
  • Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.

AUTOLESIONES NO SUICIDAS

¿Qué son las Autolesiones no suicidas?

 

La autolesión no suicida, a menudo denominada autolesión, es el acto de dañarse deliberadamente el propio cuerpo, como cortarse o quemarse. Normalmente, no pretende ser un intento de suicidio. En cambio, este tipo de autolesión es una forma dañina de enfrentar el dolor emocional, la ira intensa y la frustración.

Conductas autolesivas, ¿Existen tipos?

Efectivamente, podemos hablar de los siguientes cuatro tipos de conductas autolesivas:

  • Comportamientos autolesivos estereotipados: Actos que se realizan en cualquier lugar y que varían desde lesiones leves a graves.
  • Comportamientos autolesivos mayores: Implican algún tipo de amputación, sufrimiento y patología psicótica severa.
  • Comportamientos autolesivos compulsivos: Comportamientos repetitivos, rituales, que se dan múltiples veces al día como tirarse del cabello y morderse las uñas.
  • Comportamientos autolesivos Impulsivos: Preocupación por dañarse a sí mismo. Impulso difícil de resistir que produce ansiedad, con sensación de alivio posterior y sin intento de suicidio.

 

 

Características de las personas que se autolesionan:

Por lo general, podemos observar un conjunto de caracteres compartidos en las personas que se autolesionan como son:

  • Déficits en habilidades emocionales, es decir, muestran dificultades con la toma de conciencia y la expresión de las emociones, lo cual puede producir períodos de disociación en que la experiencia de la emoción se halla alterada y alexitimia.
  • Autocrítica, son las personas tendentes a ser autocríticas, con explosiones de rabia o de aversión autodirigida, de manera que se autolesionan con más frecuencia aquellos que presentan: autocastigo y rabia autodirigida, autocrítica y baja autoestima o alta autocrítica y alta emocionalidad negativa.
  • Aumento de emociones negativas de forma frecuente e intensa diariamente que es, posiblemente, la principal razón para autolesionarse puesto que las autolesiones pueden aliviar, aunque sea temporalmente, el distrés emocional.

¿Por qué se realizan cortes algunas personas?

El efecto que produce cortar, quemar o agredir la piel que se explica, de forma más generalizada, es un supuesto control del dolor emocional. Porque el paciente sufre un dolor emocional intenso, ilocalizado, inespecífico y cuando se autolesiona, al herirse, ve brotar algo de sangre, aunque sea algo momentáneo, pero que es menos intenso, localizado y específico.

Así, al sentir una emoción negativa que no se sabe digerir, el corte o la quemadura o la agresión es un dolor físico que distrae y deriva la atención desde la emocionalidad negativa hacia otro lugar

 

 

 

Acerca de mí

 

Psicóloga con formación psicoanalítica, abordaje , diagnóstico y tratamiento del malestar subjetivo y sus síntomas, angustia, ansiedad, somatización, trastornos de la personalidad. 

Acompañamiento en procesos vitales, duelos, rupturas de pareja, dinámicas familiares.

 

 

Ante las autolesiones, ¿qué hacer como padres- madres?

Antes que nada, darse cuenta. Y esta frase, tan simple, es esencial y primordial. 

En la mayoría de los casos, estas conductas se realizan por la noche. 

Descubrir que vuestro hijO O hija se autolesiona,  producirá una mezcla de sentimientos, les hará sentir confusos, impotentes, tristes, incluso, culpables  – pero, aquí, debéis recuperar que vuestro hijo o hija sufre una patología de base.

 la recuperación de su hijo o hija  será un proceso gradual y, lo primero por conseguir es un acercamiento entre los propios padres, madres  y el adolescente puesto que, habitualmente, están en mundos diferentes.

 

 

 

Pautas para ayudar a jóvenes que se autolesionan

A partir de aquí, existen algunas pautas importantes:

  • Busca ayuda profesional. Es necesaria, no sólo para vuestro hijo/a sino porque, cada tres o cuatro sesiones con él o ella se  pautaran una con vosotros, en la que preguntar, consultar, sentirse acompañados, llorar, es decir comenzar a elaborar esta situación dolorosa…
  • En una primera visita, se preguntará todo lo que está pasando y lo que ha pasado, desde el inicio de los síntomas para remontarse a la infancia e, incluso, al embarazo y parto, la primera visita es con los padres, madres o referente adulto significativo del adolescente.
  • En la siguiente sesión, se realizara la entrevista diagnóstica donde se hablará quién padece , se realizará la evaluación y se comenzará a indagar sobre los motivos por los que se agrede.
  • Esto es esencial para la dinámica familiar; saber lo que, realmente, está ocurriendo porque es, a partir de aquí, donde nos pondremos a trabajar intensamente.
  • Diálogo Es muy importante que puedas comunicarte con tu hijo o hija. Ten en cuenta que es mejor iniciar una conversación preguntándole “¿me ayudas a entender lo que te pasa?” Conteniendo tus propias frustraciones ante el problema porque le das pie para que confíe puesto que la mayoría de adolescentes tiene “terror” al momento en que sus padres y madres se enteren de que se autolesionan y, así, le será más fácil darte información. Sin embargo, nunca preguntéis algo del tipo “¿ por qué no paras?” o “ ¿qué te pasa que no paras esto, estamos sufriendo?” porque el adolescente se replegará y acabará allí la conversación ya que, lo primero, lo verá como una culpabilización y, por tanto, que no entendéis nada y lo segundo, como una queja cuando el que está mal es él – recordemos que, en ese momento, el adolescente está enfermo y, como cualquier enfermo es poco empático y no ve el sufrimiento de los demás.
  • Sin miedo Si vuestro hijo/a los ve tranquilos y confiados en que todo se solucionará, él también se sentirá así. 
  • Amigos /as Estar atentos – sin perseguirlos – a su red de contactos tanto a través de las redes como del colegio o de otras actividades.

 

PREVENCIÓN DEL SUICIDIO

Los pensamientos o comportamientos suicidas son más frecuentes que las muertes por suicidio y son señales de extrema angustia. Los pensamientos y los comportamientos suicidas no son formas inofensivas de llamar la atención y no se deben ignorar.

Señales y síntomas

Los comportamientos mencionados a continuación pueden ser indicios de que alguien está pensando en suicidarse.

  • Hablar sobre querer morirse o matarse.
  • Hablar sobre sentirse vacío, sin esperanza o sin ninguna razón para vivir.
  • Hacer un plan o averiguar formas de matarse, como hacer búsquedas en línea de métodos letales, acumular pastillas o adquirir un arma.
  • Hablar sobre sentir una gran culpa o vergüenza.
  • Hablar sobre sentirse atrapado o que no hay ninguna solución.
  • Sentir un dolor insoportable (ya sea físico o emocional).
  • Hablar sobre ser una carga para otros.
  • Consumir alcohol o drogas con más frecuencia.
  • Mostrarse ansioso o agitado.
  • Apartarse de sus familiares y amigos.
  • Cambiar hábitos alimenticios o de sueño.
  • Mostrar furia o hablar de buscar venganza.
  • Tomar grandes riesgos que podrían originar la muerte, como conducir con una rapidez extrema.
  • Hablar o pensar en la muerte a menudo.
  • Mostrar altibajos extremos en el estado de ánimo, cambiando repentinamente de sentirse triste a mostrarse tranquilo o feliz.
  • Regalar posesiones materiales importantes.
  • Despedirse de familiares y amigos.
  • Poner sus asuntos en orden o hacer un testamento.
Si estas señales de alerta son pertinentes a alguien que conoce, obtenga ayuda lo más pronto posible, especialmente si la conducta es nueva o ha empeorado recientemente.

 

 

 

Escribe sin compromiso

Puedes escribir tu consulta y te contestaré a la brevedad.

Donde estoy

La Volta dels Tamboret , Barcelona. (08003)

Horario de atención

Lunes a Viernes de 9 a 21 hs 

Sabados de 9 a 14 hs.

Consulta por el horario disponible para terapia on line

Teléfono y mail de contacto

  • Email: gicastch@gmail.com
  • Número: 629891799

Información protección de datos Tu nombre y apellidos.

  • Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No están previstas cesiones de datos.
  • Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en tudirecciondecorreo.
  • Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.